Menu

La Roja | Lunes, 25 Julio 2016 18:00

Lopetegui: El tapado ‘destapado’ sucesor de Del Bosque

Era la segunda opción

Desde que se confirmó que Vicente Del Bosque no seguiría al frente del combinado nacional, más forzado por la evidencia que por propia convicción, el vasco era el preferido número uno de Ángel Villar.

Los nombres que surgieron, caso del autoproclamado Caparrós, Camacho, broma del Marqués, o Míchel, idea machacona y recurrente de los medios madrileños tan graciosa como la de Paco Jémez, no estaban en la pole position.

Se vuelve a la época de la autogestión en la Selección, que tal mal nos ha ido, ya demostrado con la mala digestión del éxito con Del Bosque en la etapa 2012-2016. El exentrenador del Oporto, donde no es muy valorado precisamente, y que en la vuelta de la eliminatoria de hace unas temporadas contra el Bayern de Múnich ya demostró su impericia y su inexperiencia, es una vuelta al pasado menos exitoso de La Roja. Las épocas de Luis Suárez o Iñaki Sáez, con entrenadores que habían trabajado con los chavales, ya demostró su falta de recorrido, en el caso de España. 

 

Estrambote

 

El perfil del técnico exjugador de Las Palmas, Real Madrid, Logroñés, Rayo o Barcelona era del agrado de Villar y cuadraba a la perfección, pero el día que surgió con más fuerza su candidatura en junio, se vio rápidamente obviada por la posibilidad de que el preparador norteño recalara en el Wolverhampton. Sin embargo al no ir adelante ni prosperar el proyecto de los ingleses, la opción Lopetegui se convirtió en la primera.

La posibilidad de Joaquín Caparrós contó con pocos partidarios desde un inicio, porque su estilo no casaba con el que ha triunfado. Además su único argumento era Ramos, valor inestable siempre de por sí y con menos peso en la Selección que los jugadores del Barcelona. 

Milla o Celades, en su momento, eran las alternativas porque cumplían los mismos parámetros, pero el vasco tenía más bagaje.

Los futbolistas van a tener más peso que nunca y la nueva generación de jugadores podrá dar un paso adelante con un entrenador que los conoce a la perfección. Los Isco, Thiago, Morata, Alcácer… deberán ser los pesos pesados que sustituyan a la vieja guardia.

 

Comentarios

volver arriba