Menu
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 598

Mundial | Lunes, 14 Julio 2014 00:43

La regularidad se impone en el Mundial (1-0)

Alemania se proclama campeona del Mundial ante una gran Argentina que hizo su mejor partido en lo que va de competición. Se premió la regularidad y Götze fue el artífice de la victoria con un gol en el 113.

 

Por fin llegó el cuarto mundial para Alemania, después de 4 semifinales consecutivas, los teutones llegan a la final y logran la victoria ante una Argentina que se amparaba en los milagros de uno de los mejores jugadores de la historia, Leo Messi. Los Alemanes han realizado un mundial extraordinario, la fase de grupos la superaron con 7 puntos (dos victorias y un empate) y avanzaron inexorablemente por las diferentes fases del mundial ante rivales de gran entidad como Francia y Brasil. El culmen del juego bávaro llegó en las semifinales ante la anfitriona donde le endosaron a la selección canarinha un histórico (7-1) que pasará a los anales de la historia del fútbol. La final fue uno de sus peores partidos, no obstante se han llevado el gato al agua ante una Argentina muy organizada que quiso pero no pudo y le faltó esa chispa y la creencia de que de verdad podían alzarse con la copa del mundo.

El partido empezó de lado de los argentinos, la albiceleste presionaba muy arriba, el medio campo se imponía con un desgaste físico de jugadores como Enzo Pérez que se anticipaban al medio Alemán. Poco a poco las aguas volvían a su cauce y el partido se estabilizaba no obstante la primera ocasión clara fue para Higuaín, el "pipa" se plantó solo ante Neuer pero su disparo fue defectuoso y se fue muy desviado. Unos minutos después Higuaín conseguía batir a Neuer, estalló la locura en Maracaná pero su gol fue anulado por un claro fuera de juego. Alemania no llegaba con claridad a las inmediaciones de Romero y el único peligro que creaba era a balón parado. Precisamente en un saque de esquina Howedes enviaba un remate con la testa al palo en la ocasión más clara del partido. 

La segunda mitad no tuvo mucha historia, ambos equipos se centraban más en defender que en intentar hacer daño al rival, en esta fase de juego se imponía el mejor fútbol, es decir, a Alemania, no obstante el peligro no llegaba y Romero no tuvo apenas trabajo. Alemania controlaba el tempo del partido y el balón, pero la mejor ocasión la tuvo Argentina, tras un fallo de la zaga alemana, Palacios controló de forma orientada con el pecho, se plantó en el mano a mano ante Neuer y en vez de tirar raso y fusilar al meta, prefirió picarle el balón en forma de vaselina, no fue buena idea teniendo en cuenta la altura del cancerbero del Bayern de Múnich, su disparo se marchó fuera y la ocasión al limbo. El partido concluyó y los nervios estaban a flor de piel.

Empezó la prórroga con una declaración de intenciones, en el primer minuto, Götze y Schurrle se asociaron en una buena combinación y el jugador del Chelsea le pegó desde dentro del área pero su disparo lo rechazó como pudo Romero. No hubo muchas más ocasiones pero Argentina cada vez retrocedía más y los Alemanes se hicieron con el control absoluto del partido y de la posesión del esférico. Cuando languidecía el partido y los penaltis parecían ser la única solución, apareció Schurrle, se internó por la banda cuando las fuerzas estaban al límite, llegó a línea de fondo y puso un balón perfecto a Götze el cual controló perfectamente con el pecho y sin dejarla botar batió a Romero por su palo largo. Se abría la lata a falta de 7 minutos y el mundial estaba más cerca que nunca. No hubo reacción Argentina, no por falta de ganas, sino por falta de fuerzas y porque Alemania estaba muy bien plantada en el terreno de juego, no se les podía escapar el tan ansiado trofeo después de tanto tiempo rozando la gloria. Con el pitido final del árbitro italiano saltó la locura, el mundial que había logrado España hace 4 años cambiaba de manos y un nuevo rey ocuparía el trono del mundo; Alemnia. 

 

Ficha Técnica

1. Alemania: Manuel Neuer; Philipp Lahm, Jerome Boateng, Mats Hümmels, Benedikt Höwedes; Cristoph Kramer (Andre Schurrle, m.32), Bastian Schweinsteiger; Thomas Müller, Toni Kroos, Mesut Özil (Per Mertesacker, m.120); Miroslav Klose (Mario Gotze, m.88).
Seleccionador: Joachim Löw.

0. Argentina: Mariano Romero; Pablo Zabaleta, Ezequiel Garay, Martín Demichelis, Marcos Rojo; Ezequiel Lavezzi (Sergio Agüero,. m.46), Lucas Biglia, Javier Mascherano, Enzo Pérez (Fernando Gago, m.86); Lionel Messi, Gonzalo Higuaín (Rodrigo Palacio, m.77).
Seleccionador: Alejandro Sabella.

Gol: 1-0: m.113: Mario Gotze.

Árbitro: Nicola Rizzoli (Italia). Amonestó a los alemanes Schweinsteiger y Höwedes y a los argentinos Mascherano y Agüero.

Incidencias: Final de la vigésima Copa del Mundo de fútbol disputada en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, ante 74.738 espectadores. Veintitrés grados centígrados y 65 por ciento de humedad al comienzo del partido. 

 

Comentarios

volver arriba