Menu

Leyendas | Viernes, 23 Mayo 2014 17:08

El goleador menos pensado

Salvatore "Toto" Schillacci, ingresó en la convocatoria de para Italia 90 casi a último momento y terminó siendo el Pichichi del Mundial. De los cinco delanteros que Vicini convocó, era la última opción. 

Capo canioneri del ascenso italiano con el Messina, que en aquel entonces alternaba la serie B y C, es fichado por la Juventus hacia 1989, donde fué campeón de la Copa Italia y la vieja Copa UEFA. 

A pesar de su irregularidad fue convocado por Azeglio Vicini para integrar la lista del mundial. Arrancó como jugador de recambió pero se ganó un lugar entre los once a fuerza de goles ganándole el puesto a Gianlucca Vialli y a Roberto Mancini de la Sampdoria, quien compartía la delantera con Andrea Carnevale, del Napoli. 

Totó pasó de ser cuestionado a ser ovacionado. Conviertió seis goles en aquel mundial, lo que lo llevó a conquistar la bota de Oro,  galardón otorgado a los goleadores de los mundiales, quizá el goleador menos pensado. 

Comentarios

volver arriba