Menu

Leyendas | Viernes, 04 Julio 2014 14:28

Fritz Walter, el primer Kaiser

Quizá cuando se mencionan a los grandes jugadores de la historia de Alemania, se nombre a Beckenbauer, Rummenigge, Gerd Müller, Mathäus o Klinsman, pero seguramente se pase por alto a Fritz Walter, el primer alemán en alzarse con la Copa del Mundo. En su liderazgo, Alemania logró el milagro de Berna, remontando el partido en Wankdorf ante la Hungría de Ferenc Puskas.

Podria decirse que Walter y su técnico, Sepp Herderbergh, depositaron a Alemania en el mapa del fútbol a nivel mundiales e inició una gesta que no se detendría: el hecho de convertir a Alemania en un candidato permenente en cada copa del mundo.

Aquella Alemania Federal era un equipo compacto, fuerte y batallador en ambas áreas, una espectro de otras equipos teutones que vendrían luego y Fritz era el cerebro y tiraba de los hilos del equipo. Un pre Beckenbauer.

El equipo que cayó goleado 8-3 en la primera fase ante Hungria, y luego le ganaria la final, estaba integrado también por jugadores como los atacantes Ottman Walter (hermano de Fritz) Max Morlock y el llamado de urgencia, Helmut Rahn quien se encontraba en Uruguay de gira con su equipo y quien convertiría el doblete del milagro de Berna. 

20 años más tarde, con Helmut Schön en el banquillo, Beckenbauer como líder y Gerd Müller como el bombardero ya consagrado en el mundial de México 70, Alemania alcanzaría sus segundo título mundial en su casa, derrotando al mejor equipo del momento, la Naranja Mécánica de Michels y Cruyff. Siguiendo la línea que establecieron Herrderbergh y Walter: Las finales no se juegan, se ganan. 

Comentarios

volver arriba