Instalar
Menu

Primera | Domingo, 02 Febrero 2020 21:10

Del desastre a 'lo que pudo ser'

El Levante peleó hasta el último instante / Foto: Levante UD El Levante peleó hasta el último instante / Foto: Levante UD

Victoria sufrida del FC Barcelona ante el Levante UD. Los de Setién firmaron unos 45 minutos iniciales de escándalo y dominaron el guión del encuentro, pero todo el carácter que no mostraron los granotas en el arranque si salió a relucir cuando todo parecía perdido, 'sanando' las malas sensaciones.

Tras un primer cuarto de hora sin jugadas del peligro, Messi comenzó a carburar y eso solo significa problemas. Hasta en dos ocasiones puso a prueba los reflejos de Aitor que, sumados a un mano a mano clarísimo que desperdicia Griezmann, presagiaban un aluvión culé. Parecía cuestión de tiempo que alguien abriese la lata y en lo que podríamos definir como 'el minuto dorado', Ansu Fati firmó un doblete que dejó el partido encarrilado.

El primero, con la defensa granota adelantada casi hasta el mediocampo, llega con un exquisito pase filtrado del astro argentino. En el segundo, de nuevo el '10' asiste a la perla de La Masía, que sigue ganando enteros como una de las revelaciones de la temporada. Todo ello entre el minuto 30 y el 31. Aún tendría Semedo (recordando hoy a la mejor versión de Dani Alves) la oportunidad de firmar el 3-0 antes del descanso pero el larguero impidió la sangría.

Jugadores a vestuarios y la sensación daba a entender que el segundo tiempo sería de puro trámite. Sin embargo, si de algo sabe el Levante es de pelear cuando todos lo dan por muerto. Algo le diría Paco López a sus muchachos en el descanso que cambió por completo la imagen gris y desorganizada del equipo por una mucho más viva. Messi siguió siendo Messi y el Barça no cesó en sus intentos por ampliar la distancia, pero el conjunto valenciano espabiló, y de qué manera.

De hecho, las ocasiones más peligrosas corrían a cargo de los visitantes hasta el punto de merecer el empate. Más allá de un remate de Morales centrado cuyo rechace desperdicia Rochina con Ter Stegen semi-vencido, Hernani salió desde el banquillo y presentó su candidatura a la titularidad en lo que resta de curso. Partidazo del portugués en ataque, que lo intentó de mil y una formas desquiciando por completo a la defensa azulgrana.

Finalmente, sin casi tiempo para más, Rochina anotó el 2-1 definitivo en el 92'. Gol merecido pero que llegaba demasiado tarde como para soñar con la gesta. De este modo, el Levante suma su cuarta derrota liguera consecutiva pero regresa a Orriols con la cabeza alta, pensando ya en la final que afrontan el próxima sábado en casa contra el Leganés.

Comentarios

volver arriba