Instalar
Menu

Primera | Sábado, 22 Febrero 2020 20:55

A sus órdenes, mi Comandante

Jose Luis Morales, el héroe de la gesta / Foto: Levante UD Jose Luis Morales, el héroe de la gesta / Foto: Levante UD

Apareció en el mejor momento, en el mejor lugar y cuando muchos lo daban por muerto. José Luis Morales, con un zapatazo que quedará siempre en el recuerdo del levantinismo, le dio la victoria por la mínima al Levante ante un Real Madrid que no pudo romper la muralla granota. 1-0 épico que llena de vida a los locales y deja muy tocado a los blancos, que pierden el liderato de la competición.

Frente a un conjunto merengue que salía con todo pese al próximo compromiso de Champions ante el Manchester City, Paco López recuperó el 4-3-3 dando entrada a Morales por el costado derecho y al reciente fichaje invernal Bruno González, que afrontaba su debut en el escenario más complicado. Se avecinaba un partido intenso, todos eran conscientes de ello, y desde el arranque los muchachos de Zidane merodearon la portería de Gol Alboraya, pero los valencianos supieron aguantar el chaparrón.

En apenas diez minutos la entidad blanca, con Benzema a la cabeza, ya acumulaba cuatro disparos entre los tres palos. El francés tuvo un mano a mano muy peligroso que consiguió detener Aitor, quien (no finjan sorpresa) volvió a realizar una brillante actuación. La ocasión más clara para los locales en el primer tiempo se produjo por medio de una cabalgada de El Comandante como aquellas a las que nos tenía acostumbrados, aunque no acierta en la entrega a Borja Mayoral.

Tras un tramo intermedio con bajada de pulsaciones y un último disparo de Modric desde la frontal desviado nuevamente por Aitor, concluyeron los 45 minutos iniciales. No llegaban las ocasiones, pero la mejor noticia llegaba en forma de seguridad defensiva. Postigo y Bruno formaron un auténtico cerrojo que ni 'Monsier' Karim ni Hazard lograrían quebrantar. Era precisamente eso lo que le daba alas al Levante para sumarse por fin a la ofensiva.

Se animaba la cosa con los intentos de Campaña y Roger que poco a poco metían a Courtois en faena. Ese carácter que tanto se exigía a la plantilla desde hacía tiempo surgía ante la adversidad de nadie sabe dónde para plantarle cara al equipo más en forma de la competición. Y en el 79', a pase magistral de Vukcevic, arribó la estocada. Morales caza el balón botando desde el costado izquierdo y con un zurdazo manda el cuero a pasear.

GOLAZO, con mayúsculas y en negrita, para hacer realidad una gesta inolvidable. Por segunda vez en su historia, los granotas ganaban como locales al Real Madrid y se colocan décimos en la tabla, a diez del descenso. Sin duda, una noche mágica para el levantinismo de la que se hablará durante mucho tiempo.

Comentarios

volver arriba