Menu

Primera | Sábado, 30 Enero 2021 10:54

Un derbi autonómico en horas bajas

Un derbi autonómico en horas bajas

Valencia y Elche se citan esta tarde a las 18:30 en Mestalla para disputar un choque liguero vital para las aspiraciones de ambos conjuntos.

El primer partido de la segunda vuelta en Mestalla y una necesidad imperiosa de conseguir los tres puntos para ambos equipos, los ingredientes que ensalzan el gran duelo de la tarde. Valencia y Elche se enfrentarán este sábado 30 de enero a las 18:30 en el partido correspondiente a la jornada 21 de La Liga. Tanto los alicantinos como los valencianistas pueden impregnar exponencialmente el resultado y los puntos obtenidos en la clasificación liguera, provocando que un equipo pueda resistir fuera de la zona de descenso provisionalmente y el otro caer en la zona más delicada de la tabla.

Todo o nada para. Este derbi de la Comunitat Valenciana destaca por el mal momento que atraviesan los dos conjuntos. El Valencia viene de caer derrotado en liga ante el actual líder, el Atlético de Madrid, que vapuleó en la segunda mitad de manera autoritaria a un inerte e impotente equipo che. Los de Gracia no se rehicieron moralmente y ante el Sevilla en la Copa del Rey el pasado miércoles 27 tampoco supieron estar al nivel competitivo que el escudo merece. Aún así, el Valencia se encuentra en el 14º puesto liguero, con 20 puntos y a siete de las posiciones europeas.

Por otra parte, el conjunto de Almirón quiere redimirse de su actual puesto en la clasificación. En penúltimo lugar de la tabla y con 17 puntos conseguidos pese a llevar dos partidos menos, el Elche busca poner fin a una mala racha de 13 partidos sin palpar la victoria. La derrota frente al Barcelona y el fatídico empate concedido en el último minuto frente al Valladolid encabezan el pésimo ritmo de resultados para los ilicitanos. Vencer en Mestalla significaría una bocanada de aire fresco para el conjunto franjiverde, consiguiendo así salir momentáneamente de los puestos de descenso.

El Valencia venció en el último encuentro frente al Elche en Mestalla por 3-1.

Los duelos entre Valencia y Elche siempre han sido de buen agrado para las dos aficiones, hermanadas y con un gran apego entre sí. Independientemente a ello, el equipo alicantino no disputa un partido liguero en Mestalla desde 2015, año en el que el Valencia consiguió meterse en Champions de manera heroica y el Elche consiguió la salvación en los terrenos de juego pese a que luego acabara descendiendo injustamente en los despachos. El último precedente entre ambos planteles es de hace más de tres meses, cuando el Elche venció por 2-1 a los valencianistas y consiguió ganar sus últimos tres puntos en liga.

Tanto Gracia como Almirón no podrán contar con todos sus jugadores. Pese a no haberse publicado la convocatoria aún, Javi Gracia no podrá disponer de Mangala, Gameiro, Cillessen y Diakhaby; pero recupera a Correia (superadas sus molestias) y Guillamón (apelada su sanción). Se espera que Soler, Gayà, Maxi y Jaume vuelvan a ocupar sus respectivas posiciones en el once titular, aunque Cheryschev puede caerse del once por unas alarmantes molestias que le impidieron terminar el último entrenamiento. Esto deja la duda de si Guedes partirá de inicio o no después de su descarte para el choque copero frente al Sevilla y todos los polémicos rumores que despertó esta decisión.

En el frente verdiblanco, el técnico argentino únicamente cuenta con la baja de una pieza fundamental de su esquema: Fidel. El interior andaluz no ha podido entrar en ninguna de las tres últimas convocatorias y se espera que la próxima semana se asegure su regreso al equipo. Pese a ello, las reincorporaciones de Carrillo y Tete Morente alientan a una plantilla muy corta en las rotaciones. Almirón vaticinaba el encuentro en rueda de prensa como “una final” y anunciaba que “se siente muy fuerte al ver a los jugadores tan implicados con él”, haciendo referencia también a su delicada situación al frente del Elche.

Sin duda, el partido nos deparará una intensidad que podría macar el encuentro. Las necesidades marcan el hambre de los dos equipos por revertir sus fatídicas situaciones en las que un empate no favorece a nadie. Por tanto, se vaticina una tarde de entretenimiento, pasión y, sobre todo, mucha garra en Mestalla.

 

Comentarios

volver arriba