Menu

Segunda A | Miércoles, 03 Mayo 2017 12:06

Orgullo granota por Valencia

La plantilla levantinista a su llegada al Ayuntamiento.  Foto: Las Provincias La plantilla levantinista a su llegada al Ayuntamiento. Foto: Las Provincias

Tras unos días de descanso y asimilar lo que realmente han conseguido, los héroes blaugranas celebraron su regreso a la máxima división del fútbol español. 

El gol de Postigo, el pitido final, la invasión, el autobús y la fuente. Estas imágenes del sábado emocionan a cualquier seguidor fútbol. Sea del Levante o no. La alegría desbordante, la emoción corriendo por las venas y difícil de olvidar.  Ayer se puso un punto y seguido a la celebración granota. Esto es solo el ascenso, tocará volver a unir a plantilla y afición para el siguiente objetivo. Mantener la primera posición hasta la jornada 42, muy encarrilado por cierto.

Los actos comenzaron a las 18:30, cuando el autobús ataviado con los colores blaugranas arrancó desde el Estadio Ciutat de València. Con jugadores, cuerpo técnico y presidente en la capota fueron paseando por las calles de Valencia hasta llegar a la Basílica de la Virgen. Decenas de aficionados ya estaban esperando a sus ídolos. Un preludio de lo que luego pasaría unos metros más adelante. 

Con la ofrenda realizada a la Virgen, la plantilla se volvió a subir al bus para llevarles al Ayuntamiento. Sobre las 20:00 llegaron a la Casa Consistorial, cuyo balcón lucía una bandera con los colores de los recién ascendidos. En el Salón de Cristal les esperaba un amplio número de autoridades. La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra; Sandra Gómez, la alcaldesa en funciones por la ausencia de Joan Ribó; la concejala de Deporte y Salud del Ayuntamiento de Valencia, Maite Girau y Pere Fuset, concejal de Fiestas y Cultura Popular. La nota divertida residió en que el presidente del Levante, Quico Catalán le puso por encima la bufanda del club a Mónica Oltra, que había declarado que ella era "chota"unos instantes antes. 

Morales se acordó de los "vecinos" y Rubén García reventó la fiesta

Cumplidos ya los actos institucionales, era la hora de la celebración con los aficionados. Los jugadores salieron al balcón del Ayuntamiento, donde aproximadamente 3.000 personas estaban esperando el gran momento de la tarde. El primero en tomar la palabra fue Pedro López, «No nos vamos a cansar de daros las gracias, después de caernos el año pasado nos habéis levantado, gracias a vosotros estamos en Primera, este equipo quiere ser campeón, queremos el estadio como el otro día en los tres partidos que quedan» comentó el de Torrent. Roger y Jose Luís Morales, agradecieron de nuevo a los aficionados el apoyo demostrado durante toda la temporada. Morales, precisamente se acordó del Valencia entonando "Que se enteren los de la esquina, (en referencia a la tienda oficial del Valencia CF) ¡Es un "choto" el que no bote!"

Pero el verdadero protagonista de manera accidental fue Rubén García. El canterano de Xàtiva quiso hacer la broma de "Senyor pirotècnic pot començar la mascletà", y comenzó. El fin de fiesta se adelantó pero no acabó con las celebraciones. Después del castillo en honor al Levante, los integrantes de la plantilla fueron tomando la palabra. Muñiz, Casadesús, Roger y el propio Pedro López fueron los más aclamados en una tarde inolvidable para el universo levantinista.

Comentarios

volver arriba