Instalar
Menu

Segunda B | Domingo, 28 Septiembre 2014 00:00

Encuentro plácido para los blanquiazules

Se habla de: Hercules CF,

Comenzó el partido con los locales volcados sobre la meta de Morales, mientras que los catalanes trataban de aguantar el ímpetu blanquiazul. Poco a poco, los visitantes se fueron sacudiendo el dominio local, con lo que el juego se trasladó a la parcela central.

Los de Pacheta, incidiendo en la misma idea de juego de anteriores compromisos, buscaban abrir espacios ampliando el campo, especialmente por la banda izquierda ... pero curiosamente fue por la derecha por donde llegó el primer tanto de la tarde. En el minuto 20, un centro del blanquiazul Chechu fue aprovechado por Portillo para cabecear al fondo de las mallas ante la pasividad defensiva visitante unida al semi-fallo del portero del Sant Andreu. La afición local premió a su equipo con una sonora ovación, pues hasta el momento era dueño y señor del encuentro, ante un Sant Andreu que no había tirado a puerta en este primer tercio de juego y que cruzó la línea de medio campo en solo una ocasión con cierto peligro.

Y es que los visitantes parecían juveniles hoy ante un Hércules que siguó atacando sobre la meta del portero barcelonés sin descanso. Y tanto va el cántaro a la fuente ... que el segundo de la tarde para los herculanos llegó tan solo unos minutos más tarde, cuando en el minuto 30 un balón mal despejado por el 4 visitante fue aprovechado por Adriá Granell para con la puntera alejar el balón del alcance de Morales lo justo para que llegara mansamente al fondo de las redes. ni los más viejos del lugar recordaban una primera media hora en el feudo blanquiazul con 2 goles a favor y sin haber recibido un solo tiro en contra.

El segundo gol de los de Pacheta pareció despertar a los visitantes, que comenzaron a sacudirse el dominio blanquiazul conforme pasaban los minutos. Así, la primera intervención de Chema, meta local, llegó en el minuto 40, para despejar un disparo del visitante Ibón al sacar una falta en la frontal del área. En fin, poco más que contar de una primera parte de clarísimo dominio blanquiazul ante un Sant Andreu que sólo mostró peligro en los últimos minutos de juego ... y solo en una ocasión.

Tras el paso por vestuarios, poco o nada varió a lo visto en la primera parte. Si acaso que el dominio local fue menos agobiante, pero tampoco necesitaban más, ya que su rival barcelonés seguía sin acercarse al área alicantina salvo en contadísimas ocasiones que, por otra parte, no llevaban mayor peligro.

Y es que realmente poca historia tuvo la segunda parte, con un equipo hercualno que arriesgó lo justo en estos segundos cuarenta y cinco minutos para no ver peligrar la victoria y un Sant Andreu que casi no existió. Habría que tirar de hemeroteca para encontrar un encuentro tan plácido para los blanquiazules.

Comentarios

volver arriba