Menu

Segunda B | Sábado, 24 Octubre 2020 12:00

Se acabó la espera para el Alcoyano

Jugadores del CD Alcoyano celebrando un gol en un amistoso. Twitter @CD_Alcoyano Jugadores del CD Alcoyano celebrando un gol en un amistoso. Twitter @CD_Alcoyano Twitter @CD_Alcoyano

Después de la decepción que supuso el aplazamiento del Alcoyano-Hércules del pasado 18 de octubre por dos positivos en el club alicantino, el conjunto de Vicente Parras por fin podrá hablar de estreno oficial en Segunda B tras el regreso a la categoría. Será a las 18:00 de este domingo 25 de octubre en el campo municipal de los Arcos ante el Orihuela, equipo que no pudo pasar del empate a cero en la primera jornada de competición. El partido será a puerta cerrada por las medidas adoptadas en la ciudad ante el aumento de casos de coronavirus.

Si la suspensión del derbi de la primera jornada podía acarrear algún efecto positivo es que el Alcoyano dará el pistoletazo de salida definitivo a la liga contando con dos refuerzos como el delantero Jona y el lateral Jordán, los cuales habían arrastrado molestias durante la pretemporada. Por contra, el club deportivista pierde al central Rubén Garcés tras su lesión en el último amistoso. Finalmente, Juli todavía no ha completado su recuperación y también causará baja para este choque. De esta forma será como el Alcoyano intentará arrancar con buen pie y consolidar las buenas sensaciones cosechadas durante los partidos de preparación, en los que logró mantener la portería a cero en los tres encuentros que disputó ante equipos de Segunda B.

Por su parte, el Orihuela se estrena como local tras obtener un punto en un escenario complicado como es el campo de La Nucía. Se trata de un equipo que sacó beneficio de la supresión de descensos que conllevó la finalización de las categorías no profesionales por la situación sanitaria, ya que en ese momento ocupaba el último lugar en la clasificación del grupo 3 de Segunda B con solo 4 victorias entre sus registros. Su intención en esta nueva campaña es mostrar una cara mucho más competitiva y, como el resto de equipos, tener un inicio con buenos resultados para así encarrilar el objetivo de asaltar, como mínimo, la Segunda B Pro (se denominará Primera RFEF) en este año de cambio de formato en el que los clubes son conscientes de que la siguiente temporada la pueden disputar como miembros de la segunda división del fútbol español o, todo lo contrario, como miembros de la quinta división del fútbol español. Para ello, el Orihuela sabe que tiene que hacerse fuerte en su casa, en el campo de los Arcos, y el primer escollo que se encontrará aquí será el Alcoyano de Vicente Parras.

Los antecedentes son positivos para el conjunto de Alcoy al conseguir puntuar en las cuatro últimas visitas a este estadio, la última de ellas fue en 2012 y el resultado fue de 2-2. En la rueda de prensa previa, el técnico Parras reconoció que durante este año, debido a los problemas que pueden surgir cada semana, “quien quiera buscar excusas lo va a tener fácil”, pero que esa no es la intención de la plantilla que dirige. Además, afirmó que tienen muchas papeletas para “ser uno de los equipos revelación del campeonato” a pesar de ser un recién ascendido. Respecto al rival, indicó que se trata de “un buen bloque” y destacó a fichajes como el de Ferran Giner y a jugadores de la parte delantera con mucha experiencia en categorías superiores como Chechu o Toché, al que cree que hay que vigilar porque “cualquier balón que caiga dentro del área puede ser peligroso”.

Comentarios

volver arriba