Menu

Ciclismo | Lunes, 06 Julio 2015 12:35

Va a ser un Tour durísimo, desde el primer día

Va a ser un Tour durísimo, desde el primer día

Contador y Froome fueron los dos grandes beneficiados del cuarteto de favoritos para la victoria final en París. Primero Quintana, con Valverde, y después Nibali, perdieron comba con el grupo de rodadores que llegó a a la meta holandesa con más de un minuto de ventaja.

En el caso del catalán y podio en 2013, pinchazo y caídas, para un líder del Katusha que ha empezado mal el Tour, con un mal tiempo en la jornada prólogo y en la de ayer, una etapa aciaga.

El viento, la lluvia, los abanicos y las caídas como protagonistas de la etapa. 

El clasicómano afirmaba que “fue un pinchazo y cuando conseguí enlazar con el grupo sufrí dos caídas. Me he golpeado el codo, la cadera y la rodilla, que ahora mismo es lo que más me preocupa”. “En estos momentos, lo que menos me preocupa es la pérdida de tiempo. Queda mucha carrera y lo que hoy nos ha pasado a unos, mañana les puede pasar a otros. Lo único que me preocupa es ver cómo me levanto mañana y cómo evoluciona la rodilla. Si no va a más el golpe, hay mucho Tour para recuperar. He venido con muchas ganas de hacer algo importante y si no tengo lesión pienso hacerlo”, añade el líder del equipo ruso, que cedió, al igual que Nibali, Quintana y Valverde 1:28 en la meta de Zelande.

 

Comentarios

volver arriba