Menu

Fútbol Americano | Lunes, 22 Mayo 2017 13:09

Firebats roza la épica pero se queda a las puertas de la final (32-28)

Los del Turia fueron por delante la mayoría del encuentro. Foto: César Nebreda Los del Turia fueron por delante la mayoría del encuentro. Foto: César Nebreda

El conjunto valenciano le sobró un minuto para meterse de nuevo en la final. Dracs por su parte cumplió también pero con sufrimiento ante Cobras

Imperials jugará la primera final de la Serie A de su historia y, además, lo hará en casa, en Reus, el próximo sábado 3 de junio. Firebats, sin embargo, no se lo puso nada fácil a los pupilos de Bart Iaccarino, que pasaron apuros para poder doblegar la resistencia de los actuales subcampeones. Con ausencias muy significativas (el QB Brady Huber y el receptor Nate Stephens fueron baja por lesión), Imperials estuvo comandado por el joven “quarterback” Pau Muñoz, que se doctoró con 5 pases de TD y formó una sociedad letal con el finlandés Henri Laine (4 TD). Firebats, con Héctor Pertegaz y Nayim Mohamed brillando en el juego terrestre, demostró una vez su carácter irreductible y rozó la sorpresa, pero se quedó a los puertas de poder repetir presencia en la gran final.

Imperials abrió el partido adelantándose en el marcador, con el primer pase de TD de Pau Muñoz a Henri Laine (7-0). Firebats, sin embargo, no acusó el golpe, y respondió con dos “touchdowns” para ponerse por delante. El primero, de Héctor Pertegaz, convertido de 2 por Alejandro Silvestre (7-8), y el segundo, de Nayim Mohamed (7-14). Antes del descanso los de Bart Iaccarino consiguieron minimizar los daños, con la conexión entre Pau Muñoz y Nazih Essalhi (13-14 a favor de los valencianos en el intermedio).

Le segunda parte no empezó nada bien para Imperials, que vio como Firebats se escapaba otra vez en el marcador gracias a una nueva jugada de carrera de Nayim Mohamed (13-21). Fue ahí donde se destaparon Pau Muñoz y Henri Laine, con dos nuevos TD, el segundo en una espectacular jugada de más de 60 yardas (25-21). Una acción, esta última, que llegó además tras una intercepción providencial para Imperials en la "end-zone", que había evitado un TD casi seguro de Firebats. A pesar del mazazo, los pupilos de Juan Pablo Terán, con Fernando Altarriba a los mandos del ataque, no bajaron los brazos, y volvieron a ponerse por delante con un certero pase a Javier Martínez (25-28).

El choque era un intercambio de golpes y eso condujo el partido a unos minutos finales de infarto, donde Pau Muñoz y Henri Laine volvieron a aparecer. El “quarterback” conectó con el receptor finlandés para sentenciar el choque a sólo 43 segundos del final (32-28), y aunque Firebats dispuso de un último “drive” a contrarreloj para meterse en la final, la “bomba” de Fernando Altarriba buscando la “end-zone” acabó en las manos de Jordi Pruñonosa. Una intercepción que cerraba definitivamente un auténtico partidazo, en el que los dos merecieron el triunfo.

Comentarios

volver arriba