Menu

Mundial de Motociclismo | Jueves, 17 Diciembre 2020 09:45

Maverick Viñales: “La ventaja de Fabio sobre mí es que es joven y tiene mucho potencial”

Maverick Viñales es el embajador de marca de esta compañía de telecomunicaciones Maverick Viñales es el embajador de marca de esta compañía de telecomunicaciones Foto: Finetwork

Con motivo de la inauguración de una tienda exclusiva de Finetwork, Nostresport ha podido entrevistar al piloto de MotoGP Maverick Viñales, que nos ha contado su balance de la temporada y sus expectativas para el año que viene. 

Maverick Viñales empezó la temporada como favorito al título, una predicción que cogió fuerza cuando Marc Márquez se lesionó en el primer Gran Premio de la temporada. Tras haber quedado siempre entre los cuatro primeros puestos del mundial en las anteriores temporadas de MotoGP, todo apuntaba a que, con la baja del 93 y un Viñales experimentado frente a una parrilla compuesta por numerosos pilotos jóvenes, el de Yamaha conseguiría su primer título en la categoría reina. Estas apuestas se hicieron más reales durante las primeras carreras del campeonato, con tres podios y una victoria, Maverick llegó a colocarse en la primera posición de la clasificación general. Sin embargo, a partir de su decimoquinto puesto en el Gran Premio de la República Checa, los malos resultados no dejaron de llegar.

Finalmente, Maverick Viñales cerró el campeonato en la sexta posición, su peor resultado en MotoGP desde su primer año en la categoría. Este desenlace no fue bien asumido por el piloto, declarando que había sido la peor temporada de su vida. Al preguntarle si tras un mes de parón lo ve con otra perspectiva, Viñales mantuvo su opinión inicial: “La verdad es que no, lo sigo viendo igual. Ahora solo queda trabajar para averiguar qué ha fallado y poder solucionarlo para el año que viene”, explicó en exclusiva para Nostresport en el evento organizado por Finetwork.

Lo más sencillo en este tipo de situaciones es responsabilizar al piloto por su rendimiento durante la temporada, pero en esta ocasión no parece haber sido un caso aislado entre los pilotos de Yamaha. De hecho, Viñales obtuvo la mejor posición del box de su marca, ya que Valentino Rossi, su compañero de equipo, finalizó decimoquinto en el mundial. Además, Fabio Quartararo, piloto de Petronas, el equipo satélite, también tuvo una trayectoria similar, liderando la clasificación general durante varias semanas para después experimentar las últimas posiciones de la parrilla, finalizando el mundial en la octava posición. Esto indica que más allá de un problema de pilotaje, ha habido factores técnicos que también han entrado en juego. Como apuntó Maverick: “La Yamaha ha estado dando problemas de agarre del tren trasero durante toda la temporada”. Además, los motores presentaron válvulas defectuosas, por lo que solicitaron poder intervenir y arreglarlos, algo que les fue denegado. Con el impedimento de no poder modificar los motores para el año que viene, ‘Mack’ teme que se puedan repetir los mismos errores de esta temporada: “Con los motores congelados esperamos tener un buen chasis para que entonces el motor no sea un problema”.

El Circuito Ricardo Tormo de Cheste, doble anfitrión de MotoGP

Una vez conocido su balance del mundial, preguntamos al de Yamaha sobre su experiencia en Valencia durante el Gran Premio de Cheste. “Pues este año mal, porque siendo un circuito tan cerca de casa, sin los familiares ni la afición no es lo mismo. Además, el tiempo tampoco estuvo a nuestro favor”, confesó el piloto. Con la locura generada por la pandemia global, el campeonato ha tenido que adaptarse para que se pudiera completar, y como resultado, en ocasiones los pilotos tuvieron que correr dos domingos seguidos en un mismo circuito. El trazado valenciano fue uno de los anfitriones dobles esta temporada, con un primer fin de semana destacado por las fuertes lluvias, donde el catalán obtuvo un decimotercer puesto y una décima posición en la segunda carrera.

Algo que también sucedió este año en Valencia es que Joan Mir se coronó como campeón de MotoGP, otorgándole a Suzuki su primer título mundial en los últimos 20 años. “Me alegré mucho por ellos. Yo empecé en MotoGP con Suzuki y si me tiene que ganar alguien, que sea una Suzuki”, declaró Maverick, que debutó como rookie en la categoría reina con esta marca.

A comienzo de temporada se dio a conocer que el primer equipo de Monster Energy Yamaha había fichado a Fabio Quartararo como compañero de Viñales para las próximas temporadas. “Es un piloto muy bueno, es agresivo y va siempre al límite. La ventaja que podría tener sobre mi es que es joven y tiene mucho potencial. Por otra parte, si que es verdad que yo tengo más experiencia y eso es algo muy importante también”, analizó.

Una consecuencia más de este mundial tan peculiar fue el estreno de un nuevo circuito en la competición. El Gran Premio de Portugal en Portimao fue una nueva incorporación al calendario, el cual albergó la última cita de la temporada. Este circuito tiene un diseño muy dinámico, con una larga recta, curvas rápidas y ondulación, que hace que los pilotos como Maverick Viñales disfruten recorriéndola: “Portimao me gustó mucho, es un circuito muy divertido. Realmente espero que este año podamos volver a correr ahí porque lo disfruté mucho”.

Finalmente, Maverick Viñales nos desveló sus expectativas de cara a la temporada 2021: “Sobretodo trabajar técnicamente en la moto para poder tenerla preparada para la próxima temporada”. Los próximos meses de descanso serán decisivos para que Yamaha y Viñales puedan detectar los fallos pasados y superarlos para así obtener más victorias en el futuro. Y por qué no, un título mundial en MotoGP.

Comentarios

volver arriba