Menu

Opinión | Viernes, 06 Diciembre 2013 23:56

El rugby español llora la pérdida de Nelson Mandela

El rugby español llora la pérdida de Nelson Mandela

Las palabras se quedan cortas para lamentar la muerte de Nelson Mandela. Su fallecimiento la noche del jueves 5 de diciembre, aunque esperada desde hace meses, ha sido un duro golpe para todos, entre los que se encuentra el mundo del rugby. El deporte del balón ovalado y Madiba estarán unidos para siempre en la historia por el Mundial de 1995. Mandela supo utilizar toda la fuerza del rugby para dar un gran paso por la unidad de Sudáfrica.

 David Marrero -  Federación Española de Rugby | 18 años después, el rugby vuelve a unirse por Madiba. El triste fallecimiento del dirigente sudafricano ha coincidido con la disputa de uno de los torneos correspondientes a las Series Mundiales de Rugby a 7 de la IRB, que se disputará este fin de semana del 7 y 8 de diciembre en el Estadio 'Nelson Mandela Bay' de Port Elizabeth.

Los 16 países participantes, entre ellos España, rendirán homenaje al precursor de la libertad en Sudáfrica. Ya en el hotel de concentración, seguidores y voluntarios han hecho un homenaje improvisado a Mandela, cantando juntos el himno nacional de la unidad, Nkosi Sikelel' iAfrika, (Dios Bendiga a África), cantado en las cinco lenguas oficiales del país: Xhosa, Zulu, Seshoto, Afrikaners e inglés.

El equipo español está encuadrado además en el grupo de los anfitriones Springboks, junto a Kenia y Canadá. La IRB ha anunciado que se realizará un minuto de silencio antes del primer partido de Sudáfrica en el torneo el sábado 7 frente a Canadá a las 13:12 hora local,  (12.12 hora española). El mismo sábado por la tarde, a las 17:02 hora local, 16:02 hora española, los 16 equipos se unirán en el campo con brazaletes negros para escuchar el himno nacional de Sudáfrica, seguido de un minuto de silencio.

Mandela y el rugby, un pedazo de la historia de Sudáfrica

Hacía pocos años que el cono sur africano había saldo de la ignominia del ‘apartheid’ y las sanciones internacionales que habían sufrido, entre ellas la prohibición de jugar torneos internacionales. El Mundial de rugby de 1995 fue la primera apuesta del mundo del deporte por la nueva Sudáfrica arcoíris. El libro del escritor Jonh Carlin, ‘El Factor Humano’, y la posterior película basada en su obra ‘Invictus’, dirigida por Clint Eastwood y protagonizada por Morgan Freeman, reflejan como las esperanzas de Mandela por reunificar un país dividido por blancos y negros podían ser reales gracias al deporte.

El rugby era un deporte preferentemente blanco, frente al fútbol preferido por la mayoría negra, y representaba parte de ese racismo intrínseco en la sociedad blanca y afrikáner. Nelson Mandela respetó los colores de los Springboks y con Chester Williams como único jugador de color en el equipo fue capaz de unir a blancos y negros por una misma causa.

 

 

Comentarios

volver arriba