Menu

Opinión | Lunes, 27 Enero 2014 12:14

Balance positivo para los 'Hispanos'

Foto: RFEBM. Foto: RFEBM.

Una vez concluido el Europeo de Dinamarca 2014, con la victoria del cuadro francés entrenado por Claude Onesta, la debacle de los anfitriones, nuevamente tras el Mundial del año pasado contra España que se tuvieron que conformar con la plata, el bronce de la selección de Manolo Cadenas está muy bien, si se entiende como línea de continuidad de los éxitos de los Hispanos.

La victoria contra los croatas en la final de consolación demuestra que se está muy cerca siempre de los que ganan, y en ocasiones, como en 2005 y 2013, se gana. Un Europeo, además, es más difícil de ganar, en ocasiones, que un Mundial, en un deporte donde todas las potencias son del Viejo Continente, ya que selecciones de gran nivel no se clasifican para el torneo planetario, por el reparto de plazas, o tampoco consiguen plaza en los Juegos Olímpicos.

La selección de los ‘Bleus’ ha triunfado gracias a una defensa rocosa, que sorprendentemente no ha notado la ausencia de Dinart, y pese a la retirada de la ‘Roca’ ha rayado a gran altura. En la final Guigou, Porte y Abalo se salieron literalmente y son justos vencedores.

España, buen nivel

A España le ha faltado un poco más de aportación de los extremos (más importantes en las jugadas de contraataque que en estático) y una mayor regularidad de la portería, pero por lo demás muy buena ‘perfomance’ del siete español. Cañellas ha estado soberbio, auténtico crack indiscutible de la selección, junto con Aginagalde. Maqueda estuvo muy bien durante todo el torneo, pero a partir de las semis no mantuvo el nivel excelso de los partidos de las dos primeras fases. Un poquito más de tranquilidad en los momentos clave y sosiego para jugar mejor la superioridad numérica cuando se producían exclusiones de los jugadores franceses en semifinales.

Buenas perspectivas para los ‘Hispanos’ en los próximos torneos, por tanto.

 

Comentarios

volver arriba