Menu
×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 598

Opinión | Martes, 22 Abril 2014 18:16

El mayor peligro del Pizjuán será "el del silbato"

Sevilla - Valencia (2011-2012) Sevilla - Valencia (2011-2012)

El Valencia ha sufrido cuatro expulsiones en los últimos cuatro años en el Sánchez Pizjuán, el árbitro es lo que más se teme en estas semifinales de la Europa League.

Cada vez que el Valencia debe viajar a la capital hispalense a enfrentarse al Sevilla, suena el mismo "run-run" en el aficionado valencianista y la misma pregunta sale a la palestra una y otra vez: ¿Cuanto tardaremos en quedarnos con diez? Puede parecer que exagero, incluso algunos aficionados de otros equipos (especialmente de la meseta) nos tildarán de "llorones", pero la realidad es que cuando los valencianistas juegan contra el Sevilla como visitantes siempre ocurre algo.

Todo el mundo recuerda que el Valencia se proclamó campeón de su sexta liga en el Sánchez Pizjuán aquel glorioso año del doblete; aquel 2004 fue mágico y nadie ha olvidado esos dos goles ante el Sevilla de Vicente y Baraja que nos hicieron alcanzar la gloria. Mucho ha llovido desde entonces en este escenario, ya que precisamente desde aquel año el Valencia no consigue una victoria. En ocasiones el Valencia no ha podido ganar, pero en otras muchas no le han dejado ganar. En estos últimos nueve años desde aquella victoria, el Valencia ha cosechado un total de seis expulsiones en nueve partidos, una media fuera de lo normal. Ayala, Silva, Topal, Aduriz, Jonas y Ricardo Costa componen la lista de jugadores que han tenido que enfilar hacia la ducha antes del fin del partido. La mayoría de las expulsiones fueron rigurosas, otras exageradas y otras errores de bulto por parte de los colegiados. Muchas de esas tarjetas rojas fueron más mérito de jugadores del Sevilla que de jugadores ches ya que el único error de éstos fue el de picar el anzuelo y entrar en el juego sevillista.

En el año 2011, Aduriz entró a las continuas provocaciones de los jugadores del Sevilla y acabó expulsado, el colegiado ignoró la acción previa y tan solo se dedicó a sacarle la tarjeta roja al jugador vasco. Más grave fue el precedente del año pasado, el Valencia se jugaba la clasificación para la liga de campeones, se adelantó en el marcador gracias a un tanto de bella factura de Banega, pero Clos Gómez se encargó de "borrar" de un plumazo las esperanzas che. Se comió dos penaltis claros a favor del Valencia, uno a Jonas y otro a Soldado, en cambio si que lo señaló en el área valencianista. Ricardo Costa cargó contra Perotti dentro del área y el colegiado dictaminó la pena máxima, como poco decir que fue un penalti muy riguroso, aunque si somos realistas, no existió falta alguna. Para más inri y para colmo de la desgracia, Jonas fue expulsado por una supuesta agresión a Alberto Moreno, el cual, con buenas dotes de arte dramático, fingió un golpe que nunca llegó a producirse. El brasileño nunca impactó en el rostro del lateral sevillista, tan solo fue una pugna que el asistente interpretó de forma errónea. Todo esto ocurrió en la primera parte y el equipo entonces dirigido por Valverde no pudo rehacerse de esta serie de catastróficas desdichas y fue apeado de ese cuarto puesto que otorgaba la última plaza Champions League.

 

Este año misma historia

La historia también se ha repetido este año, Ricardo Costa fue expulsado de forma injusta, hay que aclarar que la segunda amarilla si que era clara, pero la primera nunca se la debieron haber mostrado. Previamente, el trencilla se "comió" un claro penalti a Feghouli y en cambio si que señaló un penalti inexistente de Bernat a Cherisev. Pese a los errores arbitrales, fue el Sevilla quien se quejó de la actuación arbitral, algo que acabó cabreando y mucho a la expedición valencianista.

 

Primer enfrentamiento europeo

Será el primer encuentro que disputen ambos equipos en Europa. El Valencia se ha enfrentado a equipos como el Real Madrid, Barcelona, Villareal o Atlético pero nunca al equipo andaluz en competición europea. Este mismo año los valencianistas vencieron por (3-1) en Mestalla y obtuvieron un empate meritorio a 0 en la vuelta. Ese resultado sería suficiente para alcanzar la ansiada final de Turín.

 

Ya se conoce quien será el árbitro

El colegiado designado para el encuentro de la ida de semifinales será el esloveno Damir Skomina, el Valencia no conoce la victoria con el eslovaco y de hecho en las dos ocasiones que han cruzado sus caminos, los valencianistas han acabado siendo eliminados de la Europa League; (2-2) frente al Dinamo de Kiev y (0-1) frente al Atlético de Madrid. El equipo blanquinegro nunca ha acabado satisfecho con la actuación del colegiado y se muestra bastante receloso con la decisión de la UEFA.

 

Turín bien vale un esfuerzo extra

El equipo deberá combatir contra los elementos en esta difícil eliminatoria, pero el premio es muy suculento. La eliminatoria está realmente pareja y pequeños detalles pueden definir el choque y la clasificación hacia un bando o hacia el otro. La afición alentará al Valencia en su camino y con su ayuda está demostrado que todo es posible. Esperemos que el Valencia saque su casta y orgullo y que ningún elemento externo afecte al resultado.

Comentarios

volver arriba