Menu

Reportajes | Viernes, 02 Abril 2021 10:56

Del Vallejo al nuevo Ciutat de València

Se habla de: Levante UD,

El nuevo Ciutat de València. Fuente: ABC El nuevo Ciutat de València. Fuente: ABC

El Levante Unión Deportiva es un club centenario, en septiembre cumplirá 112 años. El 8 de noviembre de 2020 el equipo granota estrenó la nueva cubierta para las gradas del nuevo Ciutat de València en un partido de liga frente al Deportivo Alavés. La nueva cubierta forma parte de la primera fase del ambicioso proyecto que tiene en mente el club para la remodelación del estadio.

Ahora que el Levante se abre paso al futuro, es importante mirar atrás y observar los estadios en los que el equipo logró sus mayores gestas, así como sus señas de identidad. El primer estadio reconocido es el Campo del Vallejo, de hecho, se trata de uno los lugares que traen mejores recuerdos a los aficionados más veteranos. En este campo el Levante UD consiguió la hazaña de ascender, por primera vez en su historia, a la primera división española en la temporada 63/64.

El actual Levante UD nace de la fusión de dos equipos, el Levante FC y el Gimnástico FC, aunque en sus inicios se denominó Unión Deportiva Levante - Gimnástico. La guerra civil española provocó que el Levante se quedase sin campo donde jugar, mientras que el Gimnástico perdió a la mayoría de sus jugadores. Ante este panorama ambos conjuntos decidieron unificar fuerzas y fundar el actual Levante UD, a partir de entonces comenzaron a jugar sus partidos en el mítico Campo del Vallejo.

En sus orígenes el Campo del Vallejo fue el estadio del Gimnástico FC, equipo fundado en 1910. Tras la fusión, el nuevo equipo adoptó, no solo el estadio, sino también los colores para la primera equipación, mientras que la camiseta visitante tomó prestados los colores del extinto Levante FC.

Cuando uno indaga en la historia del Levante enseguida se da cuenta de la importancia del Campo del Vallejo, allí vibraron con enfrentamientos y victorias frente a grandes equipos de la categoría como el Valencia CF o el FC Barcelona. La estancia del equipo en la máxima categoría apenas duró dos temporadas. De hecho, el estadio sobrevivió a la gran riada del 57 y poco tiempo después pudo volver a acoger partidos de fútbol.

Durante su estancia en el Vallejo en los años 40 el equipo destacó por ser un conjunto ascensor entre la tercera y la segunda división del fútbol español, en aquella época no existía la segunda división B. Fue en la década de los 50 cuando el equipo consiguió asentar el proyecto en la segunda categoría y a partir de entonces plantar las bases de lo que sería el esperado ascenso a la primera división. A finales de los 50 el equipo rozó en varias ocasiones el ascenso, por lo que el proyecto marchaba en la buena dirección.

1963 fue el primer año del Campo del Vallejo en la máxima categoría del futbol español, los levantinistas disfrutaron de grandes partidos frente a equipos como el FC Barcelona, al cual golearon por 5-1 en la temporada 64/63. El primer derbi en el Ciutat cayó del lado granota en la temporada de debut, los locales se impusieron por 1-0, consiguiendo de esa manera un resultado para la historia.

Los primeros años de vida del club siempre estarán asociados al mítico Campo del Vallejo, pero nada es eterno en la vida y los propietarios del Campo del Vallejo dictaron orden de desahucio, por lo que los dirigentes del club se vieron obligados a buscar un nuevo hogar: Orriols fue el destino elegido para la próxima casa de los aficionados del Levante UD.

Mudanza del Vallejo al Ciutat de València

Debido a la situación que se creó la directiva se vio obligada a mudarse a otro estadio, fue entonces cuando comenzaron las obras que dieron origen al Ciutat de Valencia.  El campo se situó en la zona de Orriols, cerca de la huerta. Resulta curioso que en los primeros años el estadio llevó el nombre del presidente que tomó la decisión de construir un nuevo recinto para su club, Antonio Román, pero al poco tiempo cambió de denominación.

El estadio tardó unos años en construirse, mientras tanto el equipo jugó en diferentes estadios. Anecdótico fue el momento en el que los levantinistas vieron a su equipo como local en el Luis Casanova, la casa del eterno rival, el Valencia CF, durante la temporada 68-69. El estadio se inauguró en la temporada 69-70, concretamente el 9 de septiembre de 1969 en un partido amistoso entre el Levante y el Valencia. Poco tiempo pasó para que el club cambiase de nombre al estadio y a partir del año 72 se le conoció como el Nou Estadi. Sin embargo, hasta el año 1999 no se llamaría de la forma que todo el mundo lo conoce en la actualidad, El Ciutat de Valencia.

En este estadio se han vivido las mayores gestas en la historia del club: la clasificación a competición europea, cuatro ascensos a primera división, así como el mantenimiento en la máxima categoría del fútbol español durante varias temporadas consecutivas. Este campo ha ido renovando su aspecto con el paso de los años, de hecho, competir en la Europa League obligó a la directiva a realizar diferentes cambios para poder cumplir con los requisitos que exige la UEFA.

El nuevo Ciutat de València                                                                                                

El Levante UD es un ejemplo de buena gestión, estamos ante un proyecto que está en continuo crecimiento, por lo que remodelar el estadio era un objetivo fundamental dentro de ese proceso. Los responsables de la entidad tenían claro que se debía acometer una reforma del estadio por dos motivos: La Liga exige unas condiciones en los estadios de los equipos de primera división, y por último ofrecer una experiencia más reconfortante para los aficionados granotas.

El proyecto del nuevo Ciutat de Valencia comenzó sus obras en el verano de 2019, prácticamente un año después el estadio empezó a tener un aspecto nuevo y diferente a lo conocido hasta el momento. El coste de esta primera etapa supondrá un desembolso de 16.5 millones de euros para las arcas del club, pero la obra al completo tendrá un coste que rondará los 30 millones de euros

Este es un proyecto único y específico para el levante, el objetivo es “convertir un estadio de los años sesenta en uno del siglo XXI, que sea capaz de tener todas las infraestructuras para las retrasmisiones, así como dotar de comodidades y funcionalidades que todo estadio moderno debe tener”, comentó Cesar Azcárate, el arquitecto que ha diseñado el proyecto, en declaraciones para Nostresport.

Un aspecto importante que destacó el arquitecto fue que “en los últimos 10-15 años los modelos de los estadios de fútbol han cambiado mucho”. Se toma como modelo el concepto que se tiene en Estados Unidos, donde uno no solo va al evento deportivo, sino que se busca que el estadio genere actividad tanto los días de partido cómo cuando no hay jornada. Al respecto comenta que “es un elemento que hemos tenido en cuenta, ya que hemos visto muchos estadios por todo el mundo y en Estados Unidos están adelantados en ese sentido”.

En relación con la primera fase del proyecto Cesar comenta que “la cubierta ha quedado espectacular , es capaz de albergar todas las infraestructuras necesarias para las retrasmisiones televisivas y desde dentro se ve una imagen totalmente diferente a lo que teníamos antes”. La segunda fase consistirá en la remodelación de “los usos y funciones” para los espectadores que están detrás de las gradas. Otro de los puntos que entrarán dentro de la segunda fase son “los vestuarios y las zonas de prensa, además de la inclusión de una nueva fachada. Todo en su conjunto servirá para que tengamos la obra completa” sentenció Azcárate.

El club va camino de tener un estadio del siglo XXI manteniendo la misma esencia, de esta manera sus aficionados seguirán disfrutando de los símbolos de pertenencia y a la vez podrán disfrutar de una experiencia de calidad cada vez que van a su hogar a ver jugar a su Levante UD.

 

 

Comentarios

volver arriba